Sepa por qué las ondas WIFI no hacen daño ni a los más pequeños


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El internet inalámbrico o WIFI está por todas partes, y cada vez más. Consta de un router o modem que se conecta a la línea telefónica y que distribuye la señal vía unas antenitas, a varios metros de distancia.

Las ondas son electromagnéticas, invisibles a nuestros ojos, similares a las que usan las emisoras radiales, las televisoras y a las que usan los teléfono inalámbricos, aunque en otras frecuencias. A raíz de su popularización, mucho se ha especulado sobre si representan o no unriesgo a la salud, sobre todo en la salud de los niños.

La respuesta es que no hay evidencia que así lo señale. Y estamos hablando no sólo del WIFI, sino desde la época en que comenzaron las emisoras de radio y televisión.

Una historia un poco distinta es la telefonía celular, que usa unas frecuencias más altas. Sobre este particular, la Organización Mundial de la Salud emitió el 31 de mayo del 2011 un informe de prensa en el que anunciaba que los campos electromagnéticos estaban siendo reclasificados como posibles agentes cancerígenos en humanos (grupo 2b). Justamente, el doctor Elmer Huertaoncólogo peruano reconocido internacionalmente, colaborador de CNN y de Sophimanía, comentó hace unas semanas sobre el riesgo de cáncer que implica el uso deteléfonos celulares (comentairo del doctor Huerta en Sophimanía cliqueando aquí).

Pero no se referían a todos los campos electromagnéticos, sólo aquellos relacionados con latelefonía celular. Y señalando la posibilidad, no la certeza, puesto que la información de los estudios no es definitiva, ni a favor, ni en contra.

El grupo 2b, como “posible agente cancerígeno en humanos” donde ahora figuran este tipo de ondas de radio incluye, por ejemplo, el talco, el café y más de doscientos ítems más, entre químicos, productos comerciales y actividades sujetas a riesgos (lista completa aquí). Pero en todos estos casos los estudios no son definitivos para afirmar o descartar que sean agentescancerígenos.

Las señales de radio que usa la WIFI, por el contrario, son mucho más bajas, en frecuencia y en intensidad. Como explica el profesor de física aplicada Antonio Ruiz de Elvira: “Cada día utilizamos más sistema wifi (…) nos podemos preguntar si estas ondas que llegan a cada uno de los computadores dentro de la casa (…) pueden ser peligrosas para la vida humana. La respuesta es no. Y es un no tajante porque el peligro para cualquier ser vivo, incluidos los niños y bebes, depende de la cantidad de energía que le inyectamos a ese ser vivo“.

En ese sentido, el especialista aseguró que la energía de estas ondas es muy baja: “Las ondas de wifi son razonablemente grandes de manera que no “pinchan la piel” por decirlo de alguna manera, y además la energía de esas ondas es muy baja, es tan baja que no afecta para nada la salud de nadie“.

Si comparamos “el tamaño de la onda” con el filo de un cuchillo y su energía con la intensidad con que aplicamos su hoja sobre nuestra piel, estamos hablando de un cuchillo sin filo y sin fuerza, algo que no nos puede dañar. Otras ondas electromagnéticas, por supuesto, sí matan y sí provocan enfermedades, pero están en otros espectros de frecuencia, como los rayos gamma o los rayos ultravioletas.

¿Cuál es el criterio científico para saber que determinada frecuencia y determinada potencia sí dañan nuestra salud? La línea la establece el concepto “no-ionizante“. Las ondaselectromagnéticas ionizantes tienen una frecuencia y una energía que les permite romper los enlaces químicos, algo que puede deteriorar el ADN y afectar nuestra salud.

Las frecuencias e intensidades a las que trabajan los aparatos tecnológicos que nos rodean no son ionizantes. En tal sentido son seguros. Sin embargo, otros investigadores no descartan que estas ondas puedan provocar “efectos bioquímicos de cooperación“. Es decir, efectos nocivos desconocidos, causados por vías y procesos desconocidos. Algo válido como preocupación y como objeto de estudio, pero no como información científica concreta a la fecha de hoy.

Con todo, los estudios continúan y hay que estar atentos. Pero a la fecha no hay evidencia sólida que relacione problemas de salud a emisores wifi en nuestras casas. Y recordemos que las ondas electromagnéticas de la radio y la televisión nos acompañan hace bastante más de medio siglo sin que hayamos podido relacionar enfermedades con ellas.

Información de ElMundo.es. Resumen de Sophimanía
Artículo original y completo (en castellano) aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s